miércoles, 31 de agosto de 2005

Los duendes del aluminio de las ventanas

¿Por qué sigo pensando en tí, después de que cumplieras todas tus promesas? Si ya no te puedo acusar de nada, si mis males son todos culpa exclusivamente mía, ¿por qué sigues aquí conmigo, mientras intento odiarte y descubro que, simplemente, soy incapaz de hacerlo? Debería seguir y dejarte atrás. Pero siempre tengo miedo de cerrar los ojos y que estés allí, y de que las cosas que contaba tu voz, me rodeen, aún sabiendo que no son reales. ¿Tanto me marcaste que no soy capaz de perdonártelo? Pregunta tras pregunta, y todas se quedan flotando en el aire, sin respuesta.
¿Qué fue de lo que construiste para mí? ¿Dónde se fue? ¿Contigo? Estoy segura de que no me recuerdas, igual que yo ya no te recuerdo, pero sigo buscándote en cada mirada, en cada piel, en cada gesto, en todos los sitios donde sé que no estás, evitando deliberadamente encontrarte. Para no tener que decirme, mientras te miro a los ojos, que cumpliste tu parte del trato.
Tal vez me equivoco, y todas aquellas palabras encantadas están dentro de algún círculo de fuego para mí desconocido, protegidas, y conservan todo su brillo y su fuerza... con ellas, sea lo que sea lo que les suceda, está una parte de mi alma. Aquella parte que dejé marchar mientras el sol que salía iluminaba todo y me sumía en tinieblas, y me condenaba a pensarte sin tenerte nunca.
Cuando la desesperación no me inunda, pienso en ese improbable círculo, donde la noche continuó, el sol nunca hizo que brillasen nuestros ojos como ascuas y donde sigo escuchando tu voz mientras me hablas de las vidas ajenas que has vivido. Donde la vulgaridad de la mañana nunca llegó y donde aún nos recordamos perfectamente el uno al otro.

Caramba con Katrina

Y ahora es cuando me arrepiento de pensar que es menos malo que haya sido en EEUU... Esta mañana, viendo fotos espeluznantes (a decir verdad, asistiendo a la caza de una foto particular por parte del Uapero D), he oído decir una reformulación de este pensamiento por otra persona y me he dado cuenta simultáneamente de varias cosas. Entre ellas, que era una crueldad tremenda. No creo que los que lo han perdido todo, o los que han perdido familiares piensen lo mismo. Es verdad que después de un tiempo, las casas estarán reparadas (si es que las encuentran, porque con un 80% de NOLA bajo las aguas...) y que es posible que haya habido muchos menos muertos de los que habría habido en otros lugares. Es absolutamente cierto que hay muchas más formas de huir si los sistemas de alarma funcionan, y que si hubiera habido estadios en otras circunstancias se habría salvado más gente. Pero no está bien decir que "podría haber sido peor, y menos mal ha sido en EEUU". Porque es terrible que pasen estas cosas, y precisamente porque pueden pasar en cualquier sitio, son igualmente horrorosas en todas partes. Y nos recuerdan que al final, todos somos sólo personas, que estamos sometidos a la naturaleza y haríamos bien en aceptarlo de una vez.
No sé si todo esto tiene sentido, pero simplemente, no creo que esté bien sentir menos pena por las familias destrozadas de Nueva Orleans que por las del Tsunami.
Y por otro lado, una avalancha humana en Irak. Más de mil muertos en todos los titulares de los periódicos, así, como quien no quiere la cosa. Cuando uno oye decir que eran personas, no sólo muertos, se le hace muy difícil imaginárselo. ¿Cuánto abultan ochocientas personas? Yo no me imagino cómo será quedar atrapado en una muchedumbre aterrorizada que corre hacia ninguna parte, mientras el suelo se hunde a sus pies, pero da pánico pensar lo horrible que debe haber sido. Había corrido el rumor de que habría un suicida entre la gente. Y era perfectamente creíble, visto el historial del lugar de la peregrinación. Igual hasta era verdad, y ha muerto también en el maremágnum.

Qué bello es vivir. Y nosotros preocupados por los últimos fichajes de la liga, qué cosas. Claro, que la vida sigue, se compone de esas cosas como un mosaico. Tantas teselitas rondando por las cabezas de la gente, y después de ver que todo se puede acabar de un momento a otro, no aprendemos a valorar lo que es importante y a hacer las cosas bien. Cómo podemos ser tan tontos (igual que enel anuncio de cerveza: "el hombre, que ha traspasado los umbrales del conocimiento, lugeo se divierte explotanto burbujitas de plástico, e inventándose la letra de las canciones en inglés") y tan obtusos.

Creo que después del arrebato (que de esos no dan sólo en la UAP) melancólico, me voy a ir a dormir, aunque seguro que con el calor no iba a pegar ojo (y los monstruitos de al lado, y los gatos de mi barrio no ayudan mucho)... Además, el día ha estado lleno de detalles tristes que seguro no van a mejorar mi descanso; entre ellos, hemos perdido la canción que le pedimos a Radio Subasio desde la UAP porque ya no podíamos oírla. Es incluso probable que nos hayan hecho una dedicatoria... una de tantas cosas que no sabremos. Y, plagiándome a mi misma, del blog de la UAP, ¿qué será del santuario cuando ya no estemos? ¿Se lo llevará el viento?
Si dadas las horas que son no me duermo en diez minutos, me levanto y veo Blanco, que me está esperando. Por otro lado, me asaltan las dudas prácticas... mañana 1 de septiembre, ¿a qué cavolo de hora entro a trabajar? Creo que me iré a mi famoso horario intermedio, y así seguro que llego a algún turno...

martes, 30 de agosto de 2005

Vuelta a la normalidad

Bueno, aunque hace ya más de una semana que volví, de hecho estoy volviendo a la realidad esta semana, cuando el trabajo ha hecho su reaparicón en la UAP, junto con los jefes... sigh. Por otro lado, cada vez me da más pena mirar el santuario y pensar que va a ser de nuestras fotos cuando no estemos ahí para cuidarlas. Es un verdadero montón de sueños.
El huracán Katrine deja un rastro de destrucción en Nueva Orleans y adyacentes (pero no tan grave como sería si fuese en un país menos desarrollado, seamos sinceros), y no he vuelto a oír ninguna noticia de piano man. Me pregunto cómo acabará la sarta de denuncias. Mientras el mundo sigue girando (aunque no sé a dónde, porque esta mañana también he leído que se han inventado una prueba para detectar la inteligencia de los bebés, lo cual encuentro bastante nazi), busco piso en Roma, empresa que está probando ser más difícil de lo que parecía. De momento, el apartamento que va ganando mi lista particular (basada en precio y distancia a la ofecomes) es uno de una italiana que está precisamente trabajando en Madrid!! El mundo es un pañuelo. El caso es que me ha dicho que lo quiere ver mucha gente. Normal, es que está muy bien. A ver si tengo suerte.
En cuanto a mis avances en el terreno automovilístico, siguen parados lo que es en el terreno de la práctica, pero avanzan en el de la teoría... me presento el día 6 al teórico. De momento, he tenido ya un test con solo dos fallos (aunque en el siguiente tenía ocho...) pero vamos, que no doy una con las velocidades!! A ver si leyéndomelo otras diez o doce veces...
Uy, casi se me olvida. De momento, entre las líneas no seguras que van a dictaminar en la UE, se admiten apuestas a ver cuántas son de bajo coste, una o ninguna?

Sueños

Recuerdo un rayo de sol que se abrió paso por la ventana e iluminó un sueño que descansaba encima de la mesa.
Recuerdo tu mirada y la mía sobre el sueño, y de qué forma la luz dorada parecía acariciarlo, porque era hermoso.
Tu nombre se desliza constantemente en mis sueños... igual que un ladrón en un cuento de las mil y una noches. Cuanto más lo evito durante el día, más grande y sobrecogedor se aparece delante de mí en la oscuridad, cuando estoy a punto de cerrar los ojos, más claro y nítido... Me despierta una y otra vez, como si alguien lo dijera en mi oído, y hace tuyo el mundo de mis noches. Contra mi voluntad, mis labios lo repiten una y otra vez, como una oración, como un encantamiento. Como si al decirlo me escucharas... como si al decirlo, tú repitieras el mío.
¿Dónde estás, mientras yo sueño contigo noche tras noche? Cuando me despierto, la luz del sol brilla sobre los cristales rotos de las historias que imaginé, y los pulveriza sin misericordia, tan diferente de aquella otra vez... Entonces, a la inclemente luz del día, tu nombre pierde su carácter mágico y se vuelve una palabra casi como las demás. ¡Pero yo conozco su poder!
Es un castigo, pero también un placer, pues en los pocos momentos en que duermo sin soñar, llega la soledad del silencio, tu ausencia. Y me pregunto cuándo van a volver las mismas palabras a mi boca. Duele más tu ausencia que tu constante presencia en mi pensamiento, porque tu ausencia es dolorosamente real, mientras que tu presencia es sólo dolorosamente caprichosa.
Ah, me pregunto qué será de aquel sueño... y de tu mirada. ¿Qué sucede con las cosas que nunca se dicen, con las intenciones que no se realizan y con los sueños que no se cumplen? Cierro los ojos con la esperanza y el miedo de escuchar tu nombre una vez más.

viernes, 26 de agosto de 2005

Tierra de demonios

Estoy intentando encontrar una buena página web que enlazar para ofrecer información de Lilith, pero solo encuentro chascos. Claro, ¿qué se podía esperar cuando es un personaje tan odiado? Ah, pero ella tenía buena intención, o al menos el derecho de enfadarse! Seguiré mi búsqueda, pero de momento, y hasta que no averigüe algo realmente malo sobre ella, prefiero ponerme del lado de los demonios como Lilith, que no de los hombres (y las personas en general), que me tienen últimamente particularmente decepcionada.

Cuando casi había empezado a creer en las bellas casualidades de la vida, resulta que la historia del piano man era solo un fraude... Bueno, yo no creo que el pobre hombre esté muy allá de la cabeza si se ha tirado cuatro meses sin hablar con nadie (cuatro meses, qué deprisa pasa el tiempo cuando uno está estresado en el CECO), y conste que lo dije antes de que lo argumentara su abogado. Lo que me da pena es que una historia que tenía unos visos tan novelescos acabe como una película basada en hechos reales (las imponderables de las 15:30 de Antena 3, la de veces que nos hemos muerto de risa con las películas de psicópatas absurdos y de héroes cotidianos con escenas dramatizadas en aras del guión), con demandas judiciales y reclamaciones de los gastos hospitalarios (por otro lado, mi naturaleza de economista, que no de ecónoma que dirían algunos, me dice que en realidad es justo que se los reclamen). Es un final bastante chabacanillo que viene a recordarnos que la vida no es una película, cosa que siempre desconcierta y hasta cierto punto, despierta la añoranza (claro, que si uno piensa que la vida de algunos sería Annie y la de otros sería Pesadilla en Elm Street, la cosa cambia!).

Ahora dicen que en realidad esas horas de tocar al piano El lago de los cisnes (nótese que hasta la música está bien elegida, de cuento) no eran más que ratitos de aporrear el piano con un sólo dedo (bueno, hay gente que aporrea el teclado del ordenador con un sólo dedo también y encima le pagan! no me parece un crimen ser un músico frustrado!), y no eran más que exageraciones. Lo que todavía no he oído ninguna explicación sobre por qué pinto el hombre una bandera de Suecia y no una de Alemania (que es más fácil, leñe), pero no dudo de que la oiré en breve. Acabarán diciendo que lo que pintó era una bandera del arco iris, porque resulta que su compañera del cole de toda la vida, dice que se fue de su pequeño pueblo de Baviera para salir del armario. Claro, que también dice que su grupo de amigos era un poco raro, y que él en especial era raro, porque escribía en una revista para jóvenes sobre temas de jóvenes, y músia y esos. Todo el mundo sabe que lo normal en esas revistas es hablar de exorcismos.
Por otro lado, vaya forma de salir del armario, menuda discreción, seguro que en su pueblo no se han enterado. Para eso, hubiera podido decirlo allí tranquilamente y no tirarse en una playa de Kent y estar cuatro meses en un hospital, dejando que la gente pensase que era un genio de la música con problemillas de personalidad. Vaya forma de complicarse la vida, hombre. Y lo de cuidar enfermos mentales en París? A ver si va a tener algo que ver con lo de Lady Di...

Me encantaría pensar que hay algo más detrás de esta historia, pero lo único que encuentro es que la tergiversación que se hace hasta de las noticias más tontas, es atroz. Y si nos mienten y dicen estupideces una tras otra con una historia tan "ingenua" como ésta, me pregunto qué no harán en una historia menos ingenua como las guerras, las elecciones de turno, o los conflictos internacionales...
Decepcionada me hallo, y asustada. Para qué queremos tanta información si al final la única forma de fiarse de verdad de ella es estar donde suceden las cosas?

Después del silencio, la incertidumbre

Siempre odié el verano y el sol, ya lo sabes. Se extienden ante mí como una superficie borrosa y caliente que me desagrada profundamente. En invierno, el tiempo no se expande y juguetea con las personas de esa forma tan descarada, como si fuese un gas mortalmente lento... En verano tengo aún más la sensación de que las decisiones permanecen pendientes de invisibles hilos, fijos como las manillas de aquel reloj que no avanza.
La incertidumbre me invade precisamente ahora que soy más vulnerable, pero eso también lo sabes ya. Siempre he supuesto que la gran tragedia de mi vida sucedería en el hastío de este tiempo, cuando sin darme cuenta de todo lo que me envuelve, oigo tu voz constantemente en sueños. ¿Dónde estás? El calor y tu voz, hasta los simples pensamientos que llevan tu nombre, me impiden tomar las decisiones que esperan, derritiéndose sobre el asfalto brillante.
Después de que se hayan apagado todos los ecos de las cosas que sabía, después de que tus ojos hayan perdido el brillo en mi memoria, después de que el silencio me hubiera envuelto en una paz intranquila, llega como un pequeño roedor la incertidumbre. Y entonces me despierto de golpe en este calor que me envuelve, pensando que otra vez, una vez más, he caído en mi propia trampa.
¿Por qué te encuentro tan parecido a mi misma? Quizá es que simplemente me miro en el espejo y te acuso de mis males, ¿lo has pensado? Yo sí, en eso consiste la incertidumbre. En una interminable serie de posibilidades. He tenido hermosas visiones de rayos de sol que iluminan el destino, pero cuando abro los ojos y miro mejor, en realidad sólo hay un sol abrasador que me ciega. Eso es incertidumbre.¿Qué te puedo dar que no tengas mío? O es que en realidad no es a tí, sino a mí misma a quien se lo doy todo? No tengo recuerdos, no tengo alma, todos se diluyen en el no saber y en las dudas. ¿Qué pasó y qué imaginé? ¿Qué sucedió, qué no sucedió y qué pudo suceder?
En todo lo que se repite a mi alrededor percibo una clara y distinta señal de equivocación, pero no sé dónde se encuentra la nota discordante, la aliteración molesta, la pieza que sobra, y miro desconcertada a mi alrededor (o tal vez, sólo al espejo) y no veo más que el silencio del pasado.
Me dan ganas de gritar para dejar atrás el silencio que traerá la incertidumbre, pero lo único que me deja ver el sol ardiente es que no gritaré nunca.
En vez de eso, esperaré pacientemente a que desaparezca el calor del verano y se reanuden los murmullos del invierno. Entonces podré olvidar todo de nuevo, e intentaré olvidarte una vez más. ¿Dónde estás, que me dejas siempre imaginando sola, envuelta en dudas? Aunque quizá no es mi incertidumbre, sino la tuya, lo que me invade.

lunes, 22 de agosto de 2005

Tantissime cose!

Bueno, después de una pausa larga (espero que nadie me haya acusado de abrir un blog de esos que se actualizan durante dos semanas y luego se mueren de asco) debida a las vacaciones (que en realidad no he tenido, porque nunca existieron), tengo un montón de cosas que exponer!! Resulta de que he estado en las Alemanias de viaje: he pasado por Berlín y por Hamburgo, y a pesar del mal tiempo que nos ha acompañado de forma intermitente, ha sido un viaje estupendo; nada de perder vuelos ni nada de eso, como la última vez (aunque casi casi, eh?). Berlín es una ciudad que, quince años después, sigue teniendo dos partes claramente distintas; absolutamente impresionante y llena de rincones curiosos. Sigo diciendo que no es una ciudad bonita, pero sí muy interesante. Y Hamburgo, estoy convencida de que es la ciudad más bonita del país; tres millones de árboles y más puentes que Amsterdam, Venecia y Londres juntas lo confirman... me falta Munich por comparar, pero creo que es muy difícil superarlo.
Y en cuanto al futuro, parece que los señores del ICEX se superan a cada paso. Cumplieron su promesa (bastante vaga, por cierto) de publicar una lista con el nuevo reparto (provisional, por cierto) antes de tiempo, cosa que me sorprendió muchísimo, la verdad. Y de momento, pues sigo destinada en Roma (como dice mi consejero, que ya me ha escrito un mail de saludo), o sea que bien. Ahora estoy en la fase de adaptación, de pensar las pocas cosas que caben en una maleta, el stress de buscar un piso y cosas de esas... es decir, que en lo que a teoría se refiere, es estupendo irse un año a vivir a Roma, pero por lo que a la práctica respecta... es otro cantar. Og.Qué pereza...después de haber incluso pensado que igual me decían que no, que era una broma, que en realidad no había destinos y que el máster era una forma más refinada de tortura en formato gran hermano, resulta que no, que era verdad. Y ahora vienen con prisas preguntándonos la cuenta del banco y desde dónde queremos salir para el destino. Pero vamos a ver, y yo qué sé? Qué agobio.
Después de todos los nervios pasados, de todos los stresses injusta y burdamente añadidos a nuestras vidas durante este invierno, la verdad es que después del tongo de la asignación de los destinos, a mi me queda un poco de mal sabor de boca.Se supone que iba a ser un moment bastante feliz, cuando supiera lo de Roma, y resulta que fue más bien un desconcierto tras otro.
Pero no puedo dejar que mis amargores me invadan, independientemente de la incompetencia ajena, tengo ya mi destino y muchas cosas que organizar; tengo que olvidarme también de la pereza y ponerme manos a la obra. No tengo que cambiar el nombre del blog (menos mal, porque este me gusta!). Lo que sí tengo que hacer es organizar la lista de espera de las visitas, aunque curiosamente, está todo el mundo decidido a venir en las mismas fechas, leche (debe ser una conjunción astral), con lo cual la búsqueda de apartamento se va a convertir en algo difícil... jejeje.
Sin embargo,todavía me quedan muchas incógnitas que resolver en Madrid. Por ejemplo,¿cómo sacar la música del ordenador uapero?¿cuándo celebrar la fiesta de despedida? ¿cómo se llama el frutero de 7 vidas?
En cualquier caso, ahora que he vuelto a la civilización, tendré aqui colgadas las últimas novedades en mi vida, que promete volverse de nuevo stresante en cuanto acabe agosto.

viernes, 5 de agosto de 2005

Peligro al volante!!

Bueno, no quería contar mi experiencia en el blog hasta asegurarme de que no era peligrosa.... quiero pensar que después de una semana dando clases, si no he atropellado a nadie, pues tampoco se me da tan mal lo de conducir!! En fin, que ya he metido hasta quinta (por la M50, ojito, y a 120!!) y que cada vez me gusta más eso de conducir. Supongo que es la euforia de las primeras clases. Ya veremos cuando me lleven a aparcar qué tal se me da y qué nivel de frustración acumulo.
Digo yo que los profes de autoescuela tb tienen un componente de psicoanalistas, porque como vas hablando de las marchas y contando tu vida a la vez...
El caso es que, como bien sabeis los que me conocéis, como yo o hago las cosas bajo presión o no las hago, pues he decidido que el carnet cae antes de largarme al desconocido destino que me tiene reservado el ICEX, lo cual viene a ser en octubre. Más que nada porque igual me mandan a un destino donde los transportes no funcionen tan bien como en mi adorado Madrid (y quien opine lo contrario, que investigue el metro o los autobuses urbanos de Roma!) y necesito conducir...
Bueno, informados quedais, pues, de que hay un peligro nuevo por la calle. Lo que no os voy a decir es a qué horas estoy dando las clases!! Ji ji ji.

miércoles, 3 de agosto de 2005

¿Y si no me voy a Roma???

Bueno, pues rayando ya en lo más absurdo de la incompetencia, va el ICEX y ayer saca un estupendo comunicado en el que nos dice a todos que va a reasignar otra vez todos los destinos, y que lo va a hacer antes del 16 de agosto. Menos mal, porque la podían sacar el día 1 de octubre, y así sería una sorpresa!! Y ya lo han conseguido, y a base de incompetencias nos tienen amargados a todos; a los que no tenían plaza desde el principio, por eso, a los que no se la dieron y les correspondía, por la decepción injusta, a los que se la dieron sin que les correspondiera, por la desilusión de después, y a los que nos la dieron, porque cualquiera sabe dónde nos mandan ahora, cuando ya nos habíamos hecho a la idea!
Pero cómo ******* pretenden que funcione el comercio exterior, si se encargan de ello una panda de ineptos que no saben sumar en el excel?? No están pensando para nada en quienes han rechazado un trabajo por la beca, y ahora no la tienen, o no les interesa el destino, ni en quienes se han molestado en empezar a hacer planes o, por Dios, en tomar vacunas!! Ni siquiera ha pasado por la cabeza de quien se encargue de esto poner una mínima nota de disculpa en la página, para qué? Se trata de disponer de la gente y abusar de ella como durante el máster. Desde luego estamos sudando sangre esta beca, personalmente no encuentro que me estén regalando nada. Máxime cuando se financia con fondos públicos.
Y a aquellos que habíais planeado visitarme, esperad a ver dónde tenéis que comprar el billete. Que igual tengo que cambiar el nombre del blog.