domingo, 25 de marzo de 2007

Cincuenta mil

Desde aquellas fatídicas 48 horas, he estado descargando como he podido (con redes ajenas, en fines de semana) mi correo de gmail al ordenador (a ver si aprovecho y supero mi trauma con el outlook), y la cifra de correos desde que abrí gmail allá por enero del 2005, es de casi cincuenta mil... Dios mío, y la de cosas que tengo allí metidas,todo fases de mi vida que se han quedado atrás, hasta llegar al momento actual.
Algunas, me parecen vividas por una extraña, otras, casi no las recordaba, y con otras me he vuelto a reír hasta que se me han saltado las lágrimas. Casi todas son agradables de leer. La única cosa que me da miedo es que toda esta información es tanto más frágil que las cartas que tengo guardadas en cajas en la parte de arriba de mi armario. Cómo cambia la vida, aún recuerdo aquella vez que mi hermano le escribió a los Reyes Magos por el ordenador (el QL!!) para añadir un perro de peluche a mi carta (todo gracias a Juegos de Guerra). Quien nos iba a decir entonces que un día nos separarían doce mil kilómetros de aire y agua y que nos comuncaríamos precisamente de esa manera??

viernes, 23 de marzo de 2007

La vie en rouge, en recherche du tailleur

El fin de semana pasado podemos decir que quedó suficientemente aprovechado en lo que a dimensión temporal atañe. O sea, que a pesar de que a última hora y debido a un rebrote intempestivo de rotavirus no fuimos a hacer le tour du lac (incluidas visitas a cafetales, una tirolina y paseo a caballo, sniff), nuestra pericia en planes de última hora nos permitió una visita cultural y turística a la Antigua (aún me quedan cosas por ver, por ejemplo, el mirador de la cruz, pero bueno), más sesión con fantasma en casa de la enfermita en la noche (pesadillas no incluidas).

Inciso
Situación: En casa de R siempre hay alguna visita (eso es hospitalidad y lo demás tontería), y la semana pasada, para no hacer excepción, había un chico español, A, que no se había quedado nunca. R tiene una perra, Lola, una cachorro de labrador rubia muy sociable.
Escena: Se abre el telón, R está sentada en el sofá, viendo la tele. A, entra en el salón desde la cocina y le pregunta a R:
A: ¿Cómo se llama tu perro?
R: Es perra, se llama Lola.
A se sienta a ver la tele también, y a los cinco minutos, Lola entra en el salón y se tumba en la alfombra (probablemente no a ver la tele, sino a mordisquear una zapatilla o algo).
A la mira y le dice a R: ¿y este perro cómo se llama?
R, extrañada: Es el mismo perro de antes, se llama Lola.
A, aún más extrañado: No, no, el perro que yo he visto en la cocina era de otro color...
La cámara se aleja de los personajes y se dirige a la puerta de la cocina, que permanece callada.
Fundido en negro.
Eso sumado a las puertas que se trancan solas y la puerta de entrada que se cierra... en fin.

Bueno, y después de ese día, el domingo decidimos que nos merecíamos un descanso y nos fuimos a la playa cual quinceañeros. Además de pasar un día estupendo, logré ponerme de un color rojo interesante (obviamente, no estaba preparada para bajar de fcator de protección), y tener una preciosa marca de gafas en la cara, estilo mapache, a juego con la espalda marcada por el bikini, estilo cebra. Considerando que hoy es viernes y aún me duelen los hombros, no está mal...
Llega un momento en el que cuando la gente cierra los ojitos y te dice: ¿tú has ido a la playa, verdad? deja de importarte parecer un mapache. Por otro lado, tienes la certeza de que por mucha crema hidratante que te eches, no evitarás pelarte y por lo tanto, las marcas mapacheras desaparecerán en tres o cuatro días.... Ah, qué lejos queda el fin de semana pasado y qué corto se me ha hecho el tiempo.
¡¡Si mañana es sábado!! ¡Y el domingo me voy de viaje!
En mi primer viaje internacional como personal UN y en mi estancia americana, que por otro lado me obliga a perderme la supermegarecepción a los españoles por la visita de los Reyes (ya me la contará mi compañera de piso), me voy a Panamá a un training... yuhu!!
Espero aprender un montón de cosas... y ver, al menos, el canal. No diré nada acerca de hacer compras ni nada de eso... Y los planes para Semana Santa vuelan en todas direcciones, en estos momentos se está barajando casi toda Centroamérica y México... ya veremos dónde acabamos, menos mal que tengo mi saco de dormir, y que como ya me he quemado, sólo necesito que en la playa en la que acabemos haya una palmera. ¡¡Y mi cámara de fotos!!

PS:
No se admiten más pedidos de sombreros, ya no me van a caber en la maleta.

miércoles, 21 de marzo de 2007

Dedicado


Esto me lo ha mandado hoy una persona preDestinada que dice que le recuerda a mi (conste que a él se lo han mandado pensando que le iba que ni pintado). Yo creo que no me va solo a mi, sino a muchísima gente que merece la pena, y que para desesperación nuestra, es menos de la que querríamos.
Siempre me sentí rara, pero no me sentía culpable por serlo. ¡Gracias Arturo!

martes, 20 de marzo de 2007

Nuova ossessione

Tutto si muove, non riesco a stare fermo
Tremando ti cerco in tutti i canali.
È alta tensione ma senza orientamento.
Sbandando ti seguo in tutti i segnali.

Fuori controllo e ormai mi pulsi dentro.
Sento il contagio di un’infezione.
Senza ragione disprezzo ogni argomento,
Ogni contatto, ogni connessione.

Ti cerco perché sei la disfunzione,
La macchia sporca, la mia distrazione,
La superficie liscia delle cose,
La pace armata, la mia ostinazione.
Nuova ossessione che brucia ogni silenzio,
Dammi solo anestetici sorrisi e ancora
Nuova ossessione corrodi ogni momento
Sei la visione tra facce da dimenticare.
Nuova ossessione e ormai ci sono dentro,
Dammi solo anestetici sorrisi e una
Nuova ossessione perché mi trovo spento
Senza illusioni tra facce da dimenticare.

Senza frizione piloti il mio tormento.
Sbandando ti cerco in tutti i canali.
Fuori visione dirotti il mio buonsenso,
Non c’è più pace o consolazione.

Ti cerco perché sei la disfunzione,
La macchia sporca, la mia distrazione,
La superficie liscia delle cose,
La pace armata, la mia insurrezione.
Nuova ossessione che brucia ogni silenzio,
Dammi solo anestetici sorrisi e ancora
Nuova ossessione corrodi ogni momento
Sei la visione tra facce da dimenticare.
Nuova ossessione e ormai ci sono dentro,
Dammi solo anestetici sorrisi e una
Nuova ossessione perché mi trovo spento
Senza illusioni tra facce da dimenticare.

Oggi il suo futuro anteriore trasmette solo prospettive allarmanti
E in casa lo rinchiuderà, sintonizzato su ossessioni imperanti.

Oggi il suo diagramma del cuore è schermo piatto in nebulose stagnanti:
Forse è così che resterà o forse sta per decollare e inventarsi una

Nuova ossessione che brucia ogni silenzio,
Dammi solo anestetici sorrisi e ancora
Nuova ossessione corrodi ogni momento
Sei la visione tra facce da dimenticare.
Nuova ossessione e ormai ci sono dentro,
Dammi solo anestetici sorrisi e una
Nuova ossessione perché mi trovo spento
Senza illusioni tra facce da dimenticare.

Nuova ossessione
Nuova ossessione
Nuova ossessione
Sei la visione tra facce da dimenticare
SUBSONICA

domingo, 18 de marzo de 2007

Waltzer para finales inesperados (arabesque)



Era una cosa que a estas alturas no pensaba ya contar nunca, pero he descubierto que aceptarse uno mismo como es implica también reconocer que las cosas del pasado siguen ahi, y tienen sus consecuencias en las cosas del presente. Si no fuera por lo que me ha pasado y por lo que he hecho, no estaría yo aquí, siendo como soy. Pero estoy contenta de ser quien soy y estar aqui, que es lo importante....
Todo esto, son pensamientos de domingo por la mañana en la cama, haciendo pereza antes de ir a prepararse un buen desayuno, y con una excursión en perspectiva.
Creo firmemente que las mejores ideas se le ocurren a uno en esa realidad paralela del pseudo sueño, dormitando es como se ven las cosas claras y distintas... lástima que después venga la luz a despertarle a uno, y llene la realidad de pequeños olores, dolores y ruidos. De mis ideas geniales me sacan invariablemente pinchazos porque se me ha dormido un brazo (eso por dormir abrazada a la almohada)... y las ideas, al contrario que los amantes despechados, no vuelven nunca.
Sin embargo, cuando por una remota casualidad hace uno algo que se corresponde con uno de estos planes de duermevela, se siente una profunda satisfacción interior. A veces, cuando cierra uno puertas conscientemente, en vez de observar cómo se cierran solas, se sorprende porque no se siente como esperaba.
Creía que sería un sentimiento de liberación, pero no lo ha sido. Ha sido más bien una constatación de los hechos, la afirmación de una voluntad.... darle forma a lo que ya sabía... y aún así, el carácter secreto ha permanecido, permanece dentro de mí como un cristal, y ahí seguirá.

Sigo las huellas que ya había visto hace mucho tiempo,
escuchando una música encantada.
Pero hace tiempo que dejó de importarme el destino,
lo más importante es el camino.

domingo, 11 de marzo de 2007

Marcha de centramiento y especialización (allegro)


Digamos que han pasado muchas cosas últimamente, y que obviamente éstas me han tenido tan liada que la inspiración no ha tenido que esforzarse mucho en evitarme...
Digamos que además, últimamente, no me llevo la cámara a todas partes, y las fotos no se me acumulan esperando a ser colgadas en internet...
Digamos que mi ritmo ha cambiado ligeramente...
¡¡Digamos que para bien!!

Tres semanas de trabajo montañaruseril pero siempre interesante me han tenido secuestrada... No es que ahora ya no esté secuestrada, pero he pensado que si ese va a ser mi estado en el futuro, es mejor no esperar a tener más tiempo para escribir, porque la cosa no parece muy probable.

En cualquier caso, querría comunicar que mi estado actual es "absolutamente adaptada a la vida guatemalteca", por varias razones.

  • Una, que ya no tengo que pedir que me repitan una de cada tres cosas de las que me dicen (y además, me he acostumbrado a repetir mis frases reformulándolas, vocalizando y hablando más despacio, lo cual no quiere decir que vaya a hacerlo con los que ya teneis el tranquillo cogido, eh?).
  • Dos, que en el trabajo las cosas van muy bien según mis expectativas (yuhu!).
  • Tres, que ya sé dónde está el norte y el sur de la ciudad sin necesidad de mirar un mapa (además de no confundir el oriente con el occidente del país, que viene siendo importante).
  • Y cuatro, que ayer dimos la primera fiesta en casa (y seguramente los vecinos esperan que sea la última, después del desalojo forzado...), que contando con tres opiniones independientes, fue un éxito. Lamentablemente, no hay documentos gráficos de la fiesta... (bueno, yo ví flashes, pero no sé de qué cámara venían). En este caso, se puede decir que estoy perdiendo facultades a marchas forzadas, porque se me olvidó cargar las pilas de la cámara... Claro, que sin autofotos, las fotos de las fiestas no son tan divertidas.

Las cosas pasan siempre cuando uno menos se lo espera. IKEA nos mintió (¿quién lo hubiera pensado??), puedes redecorar tu vida, pero en realidad la vida se redecora solita... Y a pesar de eso, me voy a poner a colgar fotos por las paredes de casa. Porque igual cuela... hasta ahora no me ha defraudado IKEA, ni un buen corte de pelo cuando puede subir el ánimo.

Supongo que en el fondo, otra de las razones por las que estoy escribiendo poco últimamente, es que es difícil expresar como me encuentro. Siempre que quiero empezar, la primera palabra que me viene a la mente es estupendo, pero después tengo la sensación de que suena como si estuviera drogada o algo así... es demasiado rosa. Me pongo a buscar fallos, y entonces es cuando me desespero y lo dejo por imposible. En estos caos, es mejor salir al balcón a disfrutar de la noche maravillosa que hace. Aquí se ven las estrellas.

Y sin embargo, hay cosas concretas que contar, como que el domingo y el lunes tenemos la ciudad cortada porque viene Bush, y que Guate parece Getafe los días antes de los días de las fuerzas armadas, veeeeeenga a pasar F16 que interrumpen conversaciones y líneas de pensamiento. Creo que el lunes va a ser divertido llegar a la oficina...
También, que a finales de marzo, si puedo, antes, empieza de nuevo la temporada de viajes... llevo ya tres semanas en el mismo sitio!!
De hecho, ahora que lo pienso, es importante decir que lo más probable es que mi tiempo libre se reduzca aún más, visto que la semana que viene empiezo un posgrado... (eso, para los no versados en la materia, significa que he decidido especializarme en esto que estoy haciendo, lo cual aunque puede no parecerlo, es un paso bastante importante)

Hay tantas fichas colocándose y haciendo clic a mi alrededor, que resulta difícil seguirlas todas... es casi como una orquesta. Casi, porque siempre hay cosas que no acaban de ajustar, pero una de las muchas que empiezo a asumir, es que no depende de mi...
Quien mucho abarca, poco aprieta.
Es hora de solucionar un pequeño problema de atención.