domingo, 29 de junio de 2008

Nomeolvides y noteperdonos


A veces es difícil decir por qué un gesto o una situación es importante para una persona. Ojalá bastara una explicación tan simple como, para gustos, los colores. Otras personas, en cambio, pueden pasar como fantasmas en tu vida...
Con el tiempo, esos momentos se transforman. Mi amigüita S recuerdo que una vez me explicó que los recuerdos son como imáganes grabadas en el vídeo (esto fue antes de que inventaran los DVDs, pero el concepto sirve lo mismo; madre, qué antiguas nos estamos quedando), que uno las puede rebobinar y volver a pasar para examinarlos despacio despacio, o deprisa deprisa. Cuando uno hace eso suficientes veces con algo que ha hecho otra personas, inevitablemente se acaba convirtiendo (al menos en mi caso, exagerada y radical irredenta) en una de las dos cosas: nomeolvides, o noteperdonos. En algunos raros casos, la clasificación ha cambiado años después. O tal vez, con un poquito de perspectiva.
En mi caso, como decía hace un momento, de radical irredenta, ello puede tener muchas consecuencias... y esto no es una amenazas, queridos lectores, es más bien psicoanálisis. Yo soy de las que olvidaan, tal vez, pero no perdonan. Estoy firmemente convencida de que la mayor parte de la gente no cambia, y quien ha hecho algo, lo ha hecho por una serie de circunstancias, entre ellas personales, que podrían volver a darse. No quiere esto decir que no haya que dar segundas oportunidades a las personas, ni que los presos no merezcan la reinserción (por favor!); sino, que cuando una persona ha hecho algo que merece convertirse en noteperdono, caben dos soluciones:
- si la mayor parte de las circunstancias dependían de su personalidad, mejor poner tierra por medio.
- si la mayor parte de las circunstancias dependían de su entorno, cambiémoslo.
A pesar de lo cual, siempre hay que manejarse con cuidado.

En las relaciones personales, sean estas del grado que sean, la gente actúa más bien dependiendo de su personalidad. Por eso, cuando alguien hace algo que al final se convierte en noteperdonos, es mejor cambiarlo de círculo. Y, sí, para mi las cosas son blanco o negro, porque hay muy poco tiempo y muchas cosas que hacer en esta vida. Además, incluso a mí, con esta filosofía, a veces las cosas se me complican. Será que me hago mayor.

El caso es que este proceso autoafirmativo mío me está llevando a descubrir nuevos noteperdonos. Es un alivio saber que no tengo que perdonarlos, porque no pensaba hacerlo, y tengo un sentido del deber muy desarrollado.

También tengo nuevos nomeolvides... son una de las cosas más hermosas que hay en esta vida.

viernes, 20 de junio de 2008

Saudades de um tempo futuro


Nostalgia de cosas que no han sucedido. Me decía un colega de la región pero de fuera de la región (lo siento, éso, es un juego de palabras con la marca de naciones unidas) que Latinoamérica es triste. No... parece triste, pero no lo es. Y a la vez parece alegre y despreocupada, porque si algo caracteriza este rincón del mundo es la pura contradicción.
Claro, como española, entiendo el contexto sin esforzarme tanto, mi pobre colega de fuera de la región tiene que aprender todo un contexto nuevo, y por eso se confunde con las apariencias... estos extranjeros...
Nostalgia de un tiempo que no llegó, nostalgia de un tiempo que ya pasó, nostalgia de cosas que no he conocido... Añorar cosas que sabemos que no van a suceder, deseos de cosas imposibles, una ensoñación continua que esconde las cosas.. una realidad pensada como inalcanzable de forma completamente inconsciente. Los planes eternos que no se llegan a realizar.
Cuán diferente de aquellos lugares donde la gente hace planes para cumplirlos... esos planes no tienen la belleza de lo inútil. La queja de todo lo que podría ir bien y no va, porque nos empeñamos en buscar cosas imposibles. La paz interna de echar de menos algo que no tendrás, el ideal inalcanzable, la belleza absoluta y el humor negro que lo acompaña, como muestra de la resignación que uno lleva dentro desde el principio.
Ahora que mi mundo de nuevo estaba empezando a colocarse, un terremoto alquanto extraño ha venido a sacudirlo. Cómo no voy a tener nostalgia de las cosas que nunca pasaron, si nunca me quedo en los sitios el tiempo suficiente? ¿O es mejor tener nostalgia de las cosas que pasaron, pero bien pudieron ser diferentes?
Uno queda marcado sin darse cuenta, desde pequeñito, por esos gestos absurdamente nobles, porque lo absurdo es mucho más atrayaente que lo lógico, por más que uno busque rodearse de cosas lógicas todo el tiempo.
Un sonreírle al futuro con la sonrisa de medio lado, aunque se sepa que el futuro es un traidor taimado. Y después, humor negro mientras se cuenta la tragicomedia de turno con los amigos. Porque la nostalgia, si no se expresa, se enquista en el alma y la envenena. Aunque sea de cosas que no han pasado aún.

miércoles, 11 de junio de 2008

Endorfinas


Que podría ser el título de un disco de chill out, pero que no lo es.
Es mucho mejor...
Deseaba que pasara algo, y pasó.
Deseaba que muchas cosas se quedaran atrás, y se quedaron.
Deseaba ser escuchada y lo soy.
Deseaba dormir sin soñar y soñar con los ojos abiertos y esta mañana casi me caigo por las escaleras por ir distraída con mis ensoñaciones.

Cómo no iba a estar feliz.
Mi vida es como una montaña rusa, me siento libre de cargas que me había puesto yo misma, estoy enamorada de mi trabajo y lo hago bien, y tengo suficiente ilusión para soñar cosas nuevas.
Visitas que cambian la vida, viajes que atan cabos que llevaban sueltos demasiado tiempo, y ya se estaban desilachando, nuevas promesas de escenas de las que reírse, nuevas perspectivas...
Perdonadme si no soy muy coherente, dice mi amiga La Psicóloga que la culpa es de las endorfinas, aunque yo no me lo creo...

viernes, 6 de junio de 2008

Clarividente


El horóscopo de Facebook me inquieta cada día más:

"Puede que tengas que mover las cosas para otro día. Tu atención se centra hoy en planificar y ejecutar proyectos. No es necesario correr; planear y tomar tu tiempo para lograr el mejor resultado es lo mejro que puedes hacer"
Después de la furia organizadora del miércoles (hasta las diez de la noche ordenando mi escritorio), llevo dos días replanificando...
¡¡Lo más gracioso es que otra colega acuario tb está ordenando su escritorio hoy!!!

jueves, 5 de junio de 2008

El mundo está lleno de idiotas


Bueno, pues hoy, no lo habreis notado porque no es tan fácil de ver, he puesto un link nuevo. Es el blog de la Dispensadora de Drogas Legales, que se ha decidido a saltar a la red a contar su vida o lo que le de la gana. Porque estamos en fase de pensar en lo que pienso yo, que de lo que piensan los demás, ya se ocupan ellos, a veces, demasiado.
Porque tú te lo mereces, esta entrada va por ti, chata. Para que te eches unas risas.

El mundo está lleno de idiotas. Los hay de muchas clases, lo cual hace las cosas más interesantes, a pesar de la complicación de vivir rodeado de idiotas. Lo que todos los tipos de idiota tienen en común es que dificultan la vida de los demás; su clasificación (en esta corriente de la literatura, llamemosla Lilithianismo, imagino que hay otras), depende del grado de molestia que infligen a los demás. Básicamente hay semiidiotas, idiotas a secas e idiotas profundos.

El semiidiota (también conocido como gilipollas dicho con tono despectivo) es el tipo más corriente, y es muy fácil distinguirlo a simple vista. Es el que actúa sin la más mínima consideración hacia los demás en la vida cotidiana, y por lo tanto inflige el tipo de molestia que te pone de mala leche mientras vas al trabajo, y ya estás de mal café toda la mañana. Es el idiota que se cruza en medio de la fila del super, cruzado con el coche en medio de la calle (hasta que sacas la cabeza por la ventanilla y le gritas: si abres las puertas mejor, que ya no pasan ni las motos!); su última degeneración es el que se compra un monstruo coche y lo aparca torcido en una plaza de garage en la que no cabe Es el que se salta un ceda y le pita al que pasa con todo derecho (que, no obstante, puede también ser un idiota, al título me remito).

El idiota a secas es el que deja una sensación de malestar interior, porque siempre te queda la duda de si es verdaderamente un idiota o no. Es decir, que no sabes si lo hace por molestar a posta (y entonces la calificación es un poco más fuerte) o verdaderamente lo hace aunque no se de cuenta (en cuyo caso es idiota a secas o tonto). Es el que molesta repetidamente, y generalmente, las advertencias sobre las preferencias personales, no tienen ningún efecto sobre él. Es aquel idiota que usa continuamente tu teléfono en la oficina, te roba los bolis (y siempre atina con tu boli preferido, leñe), atasca la impresora con el documento que va antes que el tuyo, te reenvía correos doce veces, te pregunta lo mismo todas las mañanas... pero cuando le dices: como te dije ayer... (en tono de "Pepe, cuántas veces te he dicho que no me eches el hierro colado por la espalda?), pone cara de compungido, y es cuando tú empiezas a sentirte mal. Los semiidiotas son muy molestos, la verdad; yo personalmente aún no he encontrado una estrategia de respuesta sostenible, pero debe ser porque tengo poca paciencia... Pero os cuento, yo levanto una ceja, no contesto, miro (aqui el Arquero me imagino que encontraría más de un adjetivo para mi mirada), y la persona generalmente no tiene tiempo de poner cara de compungimiento ninguno.

La tercera clase es, afortunadamente, la menos abundamente, pero, desafortunadamente, la más dañina. Porque lo que producen no es molestia, sino todo un rango de sentimientos (que dependen del estado previo del sufridor del idiota profundo) que van desde la rabia hasta la desesperación, y que generalmente se relacionan con haber sido cómplice durante el proceso que le lleva a uno a los sentimientos desagradables. Además es muy difícil librarse de ellos, sobre todo cuando se cargan de buenas intenciones, porque ello requiere un grado de bordería difícil de alcanzar.

El idiota profundo acumula las características de los tipos anteriores: molesta, te amarga el día (o la semana, o el año), generalmente insiste, y, lo que le añade la profundidad es que es el tipo de persona que parece, parece, parece, parece, y al final es otra cosa. Por ejemplo, es la clase de idiota que te dice que no quiere nada contigo, porque no busca nada serio, pero dos semanas después te quiere presentar a su novia. Y no sólo te la quiere presentar, además quiere que seas su amiga.
Es la clase de idiota que te deja fatal delante del jefe y luego viene a hablar contigo sobre ello porque se ha sentido presionado.
Es la clase de idiota que utiliza descaradamente a las personas y después busca justificaciones morales para su comportamiento (que generalmente son muy baratas, aunque para eso ya hay clases).
Cuando uno tiene una buena red social, no pasa nada, porque los malos sentimientos dan paso a la trivialización y después a las risas. Es un poco más complicado cuando el idiota es de la propia red social, porque entonces es más complicado contarlo, y generalmente el daño está más profundamente alojado.
Aún así, todo se supera.... es cuestión de empezar a pensar en lo que una piensa y no en lo que piensan los demás.
Y además, conviene acostumbrarse, porque idiotas hay muchos. ¡¡El mundo está lleno!!


Curiosidades acerca de los idiotas:
- Me salió en facebook que "idiota" es el tipo de persona al que atraigo... Sinceramente, espero que no!
- Viene del griego ἰδιώτης que en la Grecia antigua designaba a la persona particular que prestaba atención sólo a sus asuntos particulares y generalmente carecía de instrucción (de ahí su proximidad coloquial con tonto, a pesar de que en realidad formación e inteligencia son dos cosas paralelas y a veces incompatibles).
- Me encanta una cita de Voltaire sobre la idiotez, es algo así como que la idiotez es la única enfermedad cuyas consecuencias no son sufridas por el enfermo, sino por los que le rodean.

domingo, 1 de junio de 2008

Caminando contra el Hambre



Tengo aún pocas fotos, pero esta os da una idea, además de unos cuantos detalles:
- Veinte mil personas.
(un montón, y eso que llovía)
- Veinticinco bandas
(mucha música, casi toda bailable)
- Talking points repetidos: casi todos.
(esperemos que salgan bien!)
Porque lo que queremos decir con este evento, no es sólo retórica, es que de verdad todos somos parte de la solución; no sólo con el hambre, sino con más cosas. Porque el mero hecho de ser consciente de que la buena vida es una excepción en este planeta, ya es algo.
Mañana vuelve a empezar otro ciclo; veremos que sorpresa nos depara.

Y, después de lo que escribí la semana pasada, me sorprendo al leer el clarividente horóscopo de facebook... (traducción libre): Durante este período, puede que sientas que hay algo que se te olvida, algo que falta, que solía hacerte feliz y que de alguna manera se ha quedado atrás. Esto a menudo sucede cuando te centras en los nuevos desarrollos y promesas e inadvertidamente dejas las antiguas razones de lado. Puede que sea el momento de dejar sitio a las nuevas quitando las viejas, y conservas lo que funcionó en el pasado mientras saludas al futuro. Hay cosas que el dinero no puede compar (o se te olvida que ya compró!), así que no gastes innecesariamente cuando puedes ser feliz con lo que ya tienes.
Y yo me pregunto... ¿pero quién escribe estas cosas?

PS: Por cierto, he colgado un montón de fotos aquí.