miércoles, 27 de junio de 2007

Si if si ob se

Una de las cosas más atractivas de la imaginación (diría humana, pero no me consta que haya ninguna otra) es que podemos diseñar con el pensamiento miles de alternativas para una misma situación o conjunto de datos.
Por ejemplo, en una conversación, a una frase concreta, es posible tener, así, de repente, cuatro o cinco respuestas adecuadas, que a su vez abren nuevas líneas de conversación, suponiendo que (ceteris paribus) el interlocutor está haciendo lo mismo. Así, la humanidad, la historia y las relaciones son una sola entre billones y billones de variantes; eso es el mundo.

Este ejemplo, que aplicado a las conversaciones (a las conversaciones importantes, sobre todo, y no sólo a las conversacioncioncillas que versan sobre factores climáticos o asuntos de trabajo) y al intercambio de información de manera más general, es ya de por si bastante fascinante, adquiere nuevas dimensiones, más tenebrosas, cuando nos referimos a lo que una persona puede imaginar de manera unilateral.
Por ejemplo, uno se levanta pensando: "si ha pasado esto, es que tal..." y aún peor: "y si?" que puede reinterpretar escenas enteras en nuestra imaginación, como el final de un buen thriller (de esos finales que piensas: uy, tengo que ver la peli otra vez, que se me han pasado detalles). El problema principal de esta dimensión del pensamiento, se produce cuando las respuestas a estas preguntas retóricas no se pueden obtener. Entonces, las dudas comienzan a torturar la mente del imaginador en cuestión, que es probable que acabe como un cencerro en algún lugar llamado por el equivalente nombre políticamente correcto al de manicomio.
Siempre es posible detener este tipo de pensamiento, pero claro, hay que detectarlo antes de detenerlo, lo cual no siempre es posible. Y además hay que querer detenerlo, porque un importante factor añadido es el sadismo. Qué hay si uno no quiere saber las respuestas, porque la duda tiene su peligroso atractivo? Pues que se está siempre al borde del abismo, se toman decisiones vitales a la ligera y se cifra la propia existencia en esos arbitrarios signos "si sucede X, entonces Y". Aún no tengo claro si esta es la conducta de un averso al riesgo o de un amante del riesgo, pero desde luego, y de esto os puedo informar a ciencia cierta, lleva a situaciones altamente absurdas.

Dicho todo lo cual, retomo el prodigio de la mente humana que nos da a elegir entre varias respuestas a la hora de contestar a algo que nos ha sido dicho:
-¿Ya has llegado de vacaciones?
Faites vos jeux, messieurs.









Perdonadme el humor extraño, pero es que hoy he vuelto a soñar cosas raras (afortunadamente, sin preguntas existenciales).
Estoy pensando en dejar las Naciones Unidas y dedicarme a ser oráculo (pero con más clase que las que salen en la tele).

Próximamente, escribiré un post sobre la conveniencia de pensar en los cangrejos australianos a la hora de pensar en cosas en las que uno no debería estar pensando, como diversivo al tipo de pensamientos que he expuesto anteriormente en este mismo post.
Ha quedado lioso, pero es una declaración de intenciones.

Y ahora, queridos lectores, dedicada a toi, qui je sais pas si comprends:

J'ai compris tous les mots, j'ai bien compris, merci
Raisonnable et nouveau, c'est ainsi par ici
Que les choses ont changé, que les fleurs ont fané
Que le temps d'avant, c'était le temps d'avant
Que si tout zappe et lasse, les amours aussi passent

Il faut que tu saches

J'irai chercher ton coeur si tu l'emportes ailleurs
Même si dans tes danses d'autres dansent tes heures
J'irai chercher ton âme dans les froids dans les flammes
Je te jetterai des sorts pour que tu m'aimes encore

Fallait pas commencer m'attirer me toucher
Fallait pas tant donner moi je sais pas jouer
On me dit qu'aujourd'hui, on me dit que les autres font ainsi
Je ne suis pas les autres
Avant que l'on s'attache, avant que l'on se gâche

Je veux que tu saches
J'irai chercher ton coeur si tu l'emportes ailleurs
Même si dans tes danses d'autres dansent tes heures
J'irai chercher ton âme dans les froids dans les flammes
Je te jetterai des sorts pour que tu m'aimes encore

Je trouverai des langages pour chanter tes louanges
Je ferai nos bagages pour d'infinies vendanges
Les formules magiques des marabouts d'Afrique
J'les dirai sans remords pour que tu m'aimes encore

Je m'inventerai reine pour que tu me retiennes
Je me ferai nouvelle pour que le feu reprenne
Je deviendrai ces autres qui te donnent du plaisir
Vos jeux seront les nôtres si tel est ton désir
Plus brillante plus belle pour une autre étincelle
Je me changerai en or pour que tu m'aimes encore

Cèline Dion, Pour que tu m'aimes encore.

domingo, 24 de junio de 2007

Empieza el segundo round


Antes (cuando era pequeña), de verdad pensaba que los túneles que había dentro de la ciudad, conectaban de forma mágica dos lugares que en realidad en la superficie estaban muy muy lejos. Y el metro hacía poco más o menos lo mismo. Por eso existían dos realidades distintas en todas partes. El plano de la realidad real, que conectaba todos sus puntos de una manera continua, es decir, todos los sitios donde podías llegar andando normalmente, bajo los rayos del sol y demás inclemencias del tiempo; y el otro plano de la realidad, en la que las distancias espacio temporales se acortan y alargan inexplicablemente.
Desafortunadamente, después de años de estudio, han logrado que casi me convenza de que ni los túneles ni el metro tienen nada de mágico (aunque algo extraño deben tener, si no, léanse las aventuras y desventuras de los túneles de la M30, en los que curiosamente, hay cobertura de móvil mientras te mueves, pero no si estás parado, y en donde las radios cuentan noticias distintas de las que cuentan en la superficie). Pero solo lo han logrado a medias, porque nadie me ha demostrado ni siquiera me ha explicado satisfactoriamente que el tiempo no se dobla sobre si mismo cuando uno se sube en un avión.

Esta noche-mañana he cruzado el charco durmiendo plácidamente como duerme mi sobrinita (siempre que no se le escape el chupete, que aún no lo tiene dominado del todo, aunque está en ello). Bueno, casi, porque en un determinado momento, me he despertado porque se me había dormido la pierna derecha (o la izquierda, si no voy en el coche con alguien que tenga más problemas que yo con esto, siempre las confundo)… me ha fastidiado particularmente despertarme porque estaba teniendo un sueño raro, que podría estar relacionado con otro que tuve antes de ir a España. Si esto fuera una novela o una película, seguramente estaría relacionado. Pero yo diría que incluso mejor que esa explicación, y ante la imposibilidad (y el desinterés) de afirmar que estoy en una novela o una película, los dos sueños están directamente relacionados porque los dos los he soñado yo.

En realidad todo ha debido empezar desde otro sueño del cual no me acuerdo… pero de repente, estaba en un aeropuerto desconocido, pequeño y antiguo (o a lo mejor era conocido, grande y moderno). Yo viajaba a Guatemala (de dónde habré sacado una idea tan descabellada), y estaba facturando en un bar con pinta de club inglés (al más puro estilo Willy Fog). Estaba yo, igual que anoche cuando facturé, con Mi Muy Mejor Amigo, que en mi sueño, sin embargo, no tenía ojerillas ni carita de cansado. Entonces el azofaifo de facturación, muy parecido al de anoche (esto es obviamente una licencia artística, porque cualquiera que me conozca sabe que con lo mala fisonomista que soy, no me acordaría de ese chico así me amenazaran de muerte. De hecho, si me amenazaran, aún menos), con mi pasaporte en la mano, me decía: tienes un billete doble; puedes elegir entre ir a la realidad o creer que vas a la realidad. Te facturamos el equipaje directamente hasta el destino final. Curiosamente, aunque ahora lo he olvidado, en el sueño yo sabía perfectamente a lo que ese buen hombre se refería… pero cuando me he vuelto para comentar las posibilidades de la elección con Mi Muy Mejor Amigo, mi pierna dormida no ha aguantado más y me ha despertado, con mi consiguiente e instantánea confusión al ver que ya estaba en un avión, probablemente en medio del océano Atlántico.
Con la vana esperanza de seguir soñando lo mismo, he vuelto a cerrar con fuerza los ojos, pero no recuerdo nada más hasta que una voz en off ha tenido a bien anunciar que en una hora y media íbamos a llegar a México y nos iban a dar de desayunar…

Ir a la realidad o creer que vas.
Olvidar todos los sitios donde has estado, o ser feliz donde estás.


Dos señales que no sé muy bien que significan, pero algo significarán… mi cabecita críptica y retorcida se rebela ante su dueña y la tortura de forma lenta pero segura. ¿Y la tercera señal? Porque las señales siempre van de tres en tres, como las pruebas de los cuentos y como los estornudos. Seguramente será por cuestiones de equilibrio universal, pero sobre este tema será mejor que escriba otro post otro día.

Lo único que me queda del sueño es una extraña sensación de desasosiego. ¿Qué será lo que he elegido cuando le he dado al chico mi pasaporte?
Como dejaba caer muy sutilmente Mi Muy Mejor Amigo esta pasada noche, las consecuencias son en todo caso responsabilidad mía, que soy la que hace las maletas y se va sin la menor duda (o con ellas?) a quince mil kilómetros. Yo era joven y alocada entonces… lo cierto es que ha llegado el momento de dejar de seguir saltando de una rama a otra sin mirar. Probablemente, me dice mi maltrecho instinto, el primer paso sea empezar a mirar antes de saltar.

¿Toda esta gente que está pasando por delante de mi aquí en el aeropuerto, sabrá a dónde va? Y lo que es más importante, ¿sabrán de dónde vienen? Porque yo al menos tengo algo a qué agarrarme en medio de mi desasosiego, y es que sí sé de dónde vengo.

Y ahora la parte emotiva de verdad, y es que esta vez, subirme al avión me ha supuesto mucho más esfuerzo que en ningún viaje anterior. Quizá porque ya no soy tan joven y alocada. Pero ya estoy elaborando planes, no os preocupéis. Mañana será otro día.

La revisión de mis propósitos de Año Nuevo:
  • Estoy enamorada de mi trabajo, aunque como ya expliqué en otra ocasión, se pueden amar muchas cosas a la vez... I expect!!!!

  • Aún no he visto mucho de las Américas, pero sí he visto Guatemala. Y desde luego, mi visión del mundo ha cambiado notablemente. Si por mi fuera, haría obligatoria la estancia temporal en un país en desarrollo a todos los habitantes de países desarrollados.

  • Sigo indagando...


Mis propósitos de medio año:
  • Desfacer los entuertos por mi misma creados.

  • Tener la santa paciencia de organizarme y empezar a ser la persona ordenada que desde lo más profundo de mi alma me gustaría ser. Empezaremos por las comidas, aunque también podría empezar por mantener mi armario ordenado.

  • Nunca más ser tan tonta como para volver a romper una promesa aunque no la haya verbalizado.

jueves, 21 de junio de 2007

Valor


Quien ignora el miedo, es un inconsciente.
Valiente es quien lo soporta cinco minutos más.
¿Y la tensión?
¿Y el desconcierto?
¿Cuánto más se puede tolerar?
Pregunto, pregunto, pero nadie me responde, y me quedo como estaba, pero con más dudas... o con las mismas dudas conocidas de siempre, pero más afiladas según pasa el tiempo.
Las dudas nunca formuladas, las frases nunca respondidas, las miradas dirigidas a otro lugar, los gestos contenidos, los planes que nunca se ponen en marcha. Y sin embargo, las cosas han cambiado, tengo esa pesadez fría en el estómago que me indica que ha llegado el momento de algo.
Respiraré hondo y daré un paso adelante, porque puedo aguantar cinco minutos más y en el fondo lo sé. Tengo que escuchar a esa vocecita que desde dentro me dice que puedo hacerlo. Y después, será todo coser y cantar... cerrar los ojos y sentir el aire que se acelera a mi alrededor, da igual en qué dirección.

lunes, 18 de junio de 2007

El extraño vicio de identificarse con canciones


A veces la vida se concentra en la letra de una salsa, otras en la de un bolero...
¿que de qué depende?
A mi no pregunten, señores. Azúcar.
Otras veces es una balada heavy o una canción pop...
Ain't that what makes life interesting?

Repaso mis lecciones delante del espejo
Y me digo que a larga lo bueno es lo correcto
Respiro lentamente,
me vuelvo hacia la barra del bar donde tú estás
Y tú que te conoces el mapa de mi alma
No sabes que hay un mundo detrás de mi mirada
Sabes abrir mis puertas preguntándome
si todo va bien o algo va mal
Y aquí es cuando tus ojos me dejan desarmada
Rompiendo en mil trocitos mi parte más sensata
Se que ni te oía convertida en un montón de palabras
Que vuelven solas a casa
A diez centímetros de ti
A diez años luz de mañana
Qué importan las ciencias exactas
Si tú y yo somos así
A diez centímetros de ti
A diez años luz de mañana
Tu encanto son armas cargadas
De promesas por cumplir
Promesas sobre la arena
Que el mar borrará al venir
Los años que pasaron, pasaron tantos siglos
Y lo que dura un beso en el tiempo se ha invertido
Ya ves si soy idiota que ahora te tendré que volver a olvidar
No hace falta que te jure querido compañero
Que no debí quererte y sin embargo te quiero
Así que no hagas trampas, que sabes ya de sobra cuál es mi debilidad
Y aquí es cuando tus ojos me dejan desarmada
Rompiendo en mil trocitos mi parte más sensata
Se que ni te oía convertida en un montón de palabras
Que vuelven solas a casa
A diez centímetros de ti
A diez años de luz de mañana
Qué importan las ciencias exactas
Si tú y yo somos así
A diez centímetros de ti
A diez años luz de mañana
Tu encanto son armas cargadas de promesas que
Consiguen que me sienta tan tonta tan extraña
Tan lejos de mi misma tan cerca de tu alma
Me pierdo a la deriva tan sólo encuentro en medio del agua
Promesas maleducadas
A diez centímetros de ti
A diez años de luz de mañana
Qué importan las ciencias exactas
Si tú y yo somos así
A diez centímetros de ti
A diez años luz de mañana
Tu encanto son armas cargadas
De promesas por cumplir
Promesas sobre mareas
Tu nombre y el mío en la arena
Promesas bajo condena
Que el mar borrará al venir

A diez centímetros de ti
La oreja de Van Gogh.

miércoles, 13 de junio de 2007

Laaaaaaaargas y tranquilas vacaciones

Hmmm... vacaciones.
Es todo lo que puedo decir en mi favor.
No es que no haya estado sin hacer nada, porque no es el caso (el máster no perdona), pero me he rascado la barriga, y me he dado cuenta de lo liada que estoy en Guate. Será porque en realidad lo mejor que tengo allí es el trabajo mientras que aquí, pues no.

Echaba de menos unas cervecitas con los amigos, sin preocuparme de nada más... un paseo observando como se viste la gente (ojo, el mal gusto está presente en todas las épocas, en todos los lugares)... unas risas cuando les cuento a los seres queridos las historietas que he ido acumulando estos meses.

Quería conocer a la cosita que ya es parte de la familia. Qué pequeñita es, qué blandita. Llora y ni ella sabe muy bien por qué... pero ya los padres tienen los trucos para que se duerma como la niña buena que va a ser.

Hm, aún me quedan vacaciones, qué sensación, como cuando uno se despierta y ve que le quedan diez minutos hasta que vuelva a sonar el despertador. Y la semana que viene, a los madriles. A ver mi ciudad querida, por más que me vaya a vivir a otros sitios constantemente.

Aún me quedan muchas cosas por hacer estas vacaciones, entre ellas, asegurarme de la fecha del billete de vuelta (no vayamos a tener el susto de El Cairo), ir de terrazas mientras no llueva (porque el tiempo no me ha acompañado), tomar y pagar un par de cervezas que tengo pendientes, despedirme del ambiente hasta no sé cuando...

Mientras, os dejo con un par de fotos de Ribadesella el fin de pasado, donde no pudimos hacer el descenso, ni irnos al Cares, ni ver los lagos. A pesar de todo lo cual, lo pasamos bien. Qué duda cabía?


El remordimiento sigue ahi, cuestionandolo todo. Es fácil ignorar su voz desde lejos, en la distancia, a plena luz del sol. Pero no en la oscuridad, cuando escucho (no oigo, escucho) una respiración que no es la mía. Y sin embargo, las mentiras afloran siempre antes que la verdad.
Algo lo que me invade,
todo viene de dentro
Nunca lo que me sacie,
siempre quiero, lobo hambriento.
Todo me queda grande
para no estar contigo.
Sabes, quisiera darte
siempre un poco más de lo que te pido.
Sabes que soñaré,
si no estás que me despierto contigo.

Sabes que quiero más,
no se vivir solo con 5 sentidos.
Este mar cada vez guarda mas barcos hundidos.

Tu eres aire, yo papel,
donde vayas yo me iré,
si me quedo a oscuras
luz de la locura ven y alumbrame.
Alguien dijo alguna vez
por la boca vive el pez
y yo lo estoy diciendo,
te lo estoy diciendo otra vez.

Dime porque preguntas
cuanto te he echao de menos,
si en cada canción que escribo corazón
eres tú el acento.
No quiero estrella errante,
no quiero ver la aurora
quiero mirar tus ojos del color de la cocacola

Sabes que soñaré,
si no estas que me despierto contigo.
Sabes que quiero más,
no se vivir solo con 5 sentidos.
Este mar cada vez guarda mas barcos hundidos.

No estas conmigo siempre que te canto,
yo hago canciones para estar contigo,
porque escribo igual que sangro,
porque sangro todo lo que escribo.
me he dado cuenta cada vez que canto
que si no canto no se lo que digo.
La pena está bailando con el llanto
y cuando quiera bailará conmigo.
La vida apenas solo dura un rato
y es lo que tengo para estar contigo
para decirte lo que nunca canto,
para cantarte lo que nunca digo.


Por la boca vive el pez.
Fito y los fitipaldis